Los que me conozcais de primeramente, sabeis que genial pieza de lo que cuento seri­a tal que de este modo

Los que me conozcais de primeramente, sabeis que genial pieza de lo que cuento seri­a tal que de este modo

Los que me conozcais de primeramente, sabeis que genial pieza de lo que cuento seri­a tal que de este modo

Toma de trato

Empiezo este blog con demasiadas ganas de contaros cosas, sobre repartir cosas con vosotros. Os eche sobre menor este tiempo.

Mas que ninguna cosa por motivo de que yo entiendo un blog igual que un corriente personal. Unico que un cotidiano no da esparcimiento ninguno, seri­a muy mas interesante compartirlo. Aunque claro. no es exactamente lo narrar que he ido a las rebajas y me he comprado un chaqueton que. bueno. lo que yo cuento. Es Asi que mi anonimato.

Sugeridme, preguntadme, apuntadme ideas. O personajes. Esta historia del hotel creo que puede dar de si.

Alternare con otras historias, o con chorradas varias, en fin.

La decision sobre continuar morada en motocicleta, a las dos sobre la manana

Reyna tenia verdaderamente frio. Mucho.

se le estaba realizando un tanto dura. Usaba la motocicleta porque le gustaba la sensacion de libertad, la inspeccion del otro, sobretodo, cuando veian bajar a la chica igual que la novia de esa moto. Siempre se quitaba el casco con un movimiento sobre cabello. Hay que estudiarlo mucho con el fin de que parezca casual. Ellos, inevitablemente, quieren follar a la rubia sobre la moto, asi­ como ellas, lo percibe en sus ojos, unas quieren follarla, diferentes, querrian sentirse en como funciona fruzo espaГ±a su epidermis. Algunas, ambas cosas.

Ella se sentia intenso. Una enorme chica. Le gustaba hacerlo advertir a las otras. Pequenas pinceladas Con El Fin De formar un cuadro.

Reyna debido a nunca era tan joven. Seri­a bueno, se decia, tengo una extendida experiencia atras. No obstante todo el tiempo terminaba razonando Me interesa mas la que tengo aun por delante.

En casa la esperaba Adrian, su marido, desplazandolo hacia el pelo las 2 hijos. Estrictamente hablando, solo la esperaba su marido, que era el unico que sabia a donde iba. Desplazandolo hacia el pelo a que.

Treinta anos de matrimonio dan Con El Fin De demasiado. Con el fin de amar, de acostumbrarse, Con El Fin De odiar, Con El Fin De aburrirse, de hastiarse, Con El Fin De hablar, para dejar sobre hablar, Con El Fin De tener sexo de el bueno, de el nocivo, de el regular, del ninguno. Alguien muy sabio le dijo una ocasion «si el sexo va bien en la pareja, es factible que la pareja funcione, No obstante, si va mal, la pareja se rompera».

A Reina una cosa nunca le cuadraba. Tenia la sensacion que produce, cuando estas practicando un puzzle, tener una pieza en la mano, que piensas que debe acoplar en un lugar, pero, que por mucho que aprietas, no entra. Su vida no encajaba. No le encajaba.

Sentia que tenia demasiado que dar. a las personas. Su universo se quedaba minusculo ante su urgencia de distribuir. Su dulzura, su comprension, su amor, su ternura, ella lo sentia igual que su discrepancia. Cualquier el ambiente dispone de algo que le permite unico, especial. Esa era su maneras de ser particular. Asi­ como necesitaba individuos para lograr serlo.

Adrian la queria demasiado. «cualquier lo que tu quieras, aprecio, estara bien Con El Fin De mi». De este modo entraron en el mundo swinger. Un ambiente vistoso, respetuoso, que te permite reconocer a las personas sobre una diferente maneras. Asi­ como tanto.

Tambien tuvo alguna amante, chica, para ella sola

Si te metes en la cama, a solas, con la ser, arriesgas. Seri­a distinta si lo haces con tu marido, no deten ser un esparcimiento en pareja, aunque, En Caso De Que lo haces sin el. nunca sabes.

Aun mismamente se habia arriesgado. Esa chica, fuego, le habia semejante agradable asi­ como dulce. Le habia similar necesitada. Desplazandolo hacia el pelo la novia nunca podia resistirse a la urgencia de las demas. Todo el tiempo le sorprendia la cuanti­a sobre sensaciones que podia transmitirle la mujer. Con un varon no seri­a mismamente. Nunca se llora con un hombre.

Volveria. Las propias lagrimas la habian asido.

Esta ocasiin, eso si, le pediria an ella que la trajera sobre revuelta. Lo sobre la motocicleta de aurora era excesivo.

No Comments

Post A Comment